You are here
Home > Moda > Tendencias > I denim, you denim

I denim, you denim

Si no sabes en qué tejido comprar esa falda, una camisa o el vestido del verano, la repuesta es clara: invierte en denim y triunfarás.

Desde que Levi Straus usase la tela con la que se construyesen tiendas de campaña para vestir a los mineros en 1853, el vaquero siempre ha estado en nuestros armarios como un básico. Pero a pesar de que es un amigo fiel, es en esta primavera-verano 2015 cuando está viviendo una nueva edad de oro: no hay diseñador que no se haya utilizado el denim para confeccionar alguna de sus prendas, y esta vez, viene renovado.

Denim01

Para la firma Dsquared el vaquero es su ‘niña bonita’ y ahora lo ha hecho desfilar en forma de tejanos baggy de efecto desgastado, uno de los más buscados (véase Cavalli o, por qué no, el mismo street style) junto con el patchwork, refrescante forma de llevarlo. Y si a la resistente tela azul se le suma el estilo de los años 70, tenemos el cóctel ganador del verano: los minivestidos vaqueros de la mano de Giambattista Valli y Gucci, que con los decorados con cuerdas trenzadas ha conseguido uno de los hit de la temporada (ya versionado por Suiteblanco); faldas midi o largas que ganan en informalidad por obra y gracia de Chloé o Alberta Ferreti. Pero, sin duda, en lo que hay que invertir es en un peto vaquero.

Denim02

Con nosotros desde hace unos tres años aproximadamente, deja de lado la timidez para imponerse como el rey de la pasarela, el street style y los escaparates de las tiendas low cost; no en vano Sonia Rykiel lo avala. De pantalón largo, versión short, tipo pichi con falda mini o que rocen las rodillas; en azul, negro o blanco… cualquier forma vale siempre que haya un delantero y unas tirantas que lo sujeten.

Denim03

Pero el denim no se conforma con patronar prendas, sino que también se deja ver en complementos de lo más variados: carteras de noche, bolsos de diario, alpargatas, salones clásicos, sombreros y, por qué no, gafas de sol. Por ello, existen dos opciones: jugar al total look o dar pequeñas pinceladas así que, pase lo que pase, no te resistas al encanto azul.

 

Deja un comentario

Top