You are here
Home > Moda > Desfiles > Alta Costura 2016: sobre despedidas e irreverencia

Alta Costura 2016: sobre despedidas e irreverencia

“La Alta Costura no tiene sentido”. “No sé para qué hacen vestidos tan caros”. “Pero, ¿eso sirve para algo?” Seguro que alguna vez has oído estas frases u otras muy parecidas, porque son las primeras reacciones que suscita ese fenómeno llamado Alta Costura entre los no entendidos y sí, también entre algún insider al que no le agrada demasiado. O, siendo justos, al que cree que la industria cambia tan rápido que ya de poco sirve unos desfiles especiales cuando las mismas marcas presentan un ready to wear que cada vez se acerca más a ellos, ¿o es la Alta Costura la que se está mimetizando con las prendas de diario? Los más puristas pusieron el grito en el cielo cuando vieron sneakers en Chanel  y ahora probablemente ya no queden cabellos en sus cabezas de tanto arrancar a base de ver que Vetements estaba invitada. Pero lo cierto es que los días de Alta Costura siguen siendo días para soñar, para ver cómo directores creativos hacen honor a la nomenclatura del cargo y dan rienda a lo que hay en su interior con la guía que les impone su imaginación. Y aunque hace ya unos días que esta ensoñación terminó, aquí están los momentos, desfiles y looks más destacados:

Chanel, o cómo demostrar que la Alta Costura tiene que ver con la artesanía

Así, tan fácil y tan complicado al mismo tiempo. Es cierto que, por mucho que Lagerfeld haya hecho historia y lo adore en Fendi, me apetece (y mucho) ver un cambio en la dirección de Chanel, comprobar si existe vida más allá del káiser y, quizás, que una mujer (ejem, Phoebe Philo, ejem) le dé una vuelta de tuerca a la marca fundada por la señora Gabriel. Pero hay que reconocer que la idea de que el desfile mostrase el trabajo de esas modistas y costureras es casi sublime. Porque las ideas solamente serían eso, ideas sobre papel, si esas petites mains no les diesen vida a base de tijeras e hilos. Muchas veces se olvida que la esencia de la Alta Costura no es tanto conceptos extravagantes como un trabajo artesanal que requiere horas y horas.

Alta-Costura-Chanel

La espectacularidad de Giambattista Valli

Hay una sensación extraña pero que probablemente te resulte familiar: cuando crees que algo no te puede gustar más, llega un nuevo día y descubres que te has enamorado un poco más. Que sigues admirando, que sigues sorprendiéndote. Un límite que aumenta por momentos y que parece que no va a dejar de crecer. Pues precisamente eso es lo que me sucede con la Alta Costura de Valli: temporada tras temporada, el trabajo realizado continúa embelesándome. El trabajo de pedrería, los frunces y detalles de volantes; el enorme trabajo de las mangas (atenta, porque las vas a ver mucho el próximo otoño), la maestría de los patrones, la delicadeza romántica que destila todo. Y los vestidos de noche. Ay, los vestidos de noche. Esos realizados con gasas y tules, esos dignos de cualquier princesa, ya sea griega, victoriana o directamente Disney, porque el lavanda y el vino finales son absolutamente epatantes. De esos que, como dijo una compañera en Vogue, parecen proclamar: “abran paso”.

Alta-Costura-ValliAlta-Costura-Valli-2

Las esculturas de Iris Van Herpen

Una desconocida para muchos, pero un imprescindible para otros tantos. Una diseñadora a la que seguirle la pista por ser de las pocas auténticamente futuristas en la actualidad y por el sentido escultórico y pictórico (los efectos visuales de los estampados son maravillosos) que destilan cada una de sus obras.

Alta-Costura-Iris

La despedida de otra etapa Dior

Los rumores se confirmaron a finales de la semana pasada: esta colección de Alta Costura ha sido la última realizada por las batas blancas sin una dirección, ya que Maria Grazzia Chiuri ya es directora creativa de la histórica firma. Desde que Raf Simons abandonase la maison, el taller se había encargado de todo; de hecho, los entendidos en materia sostienen que en Dior no es necesario un diseñador estrella porque son capaces de autogestionarse. Pero en esta colección había, quizás, un aire de despedida, cierto regusto agridulce, un cierre que es también la preparación para lo que está por venir. Puede que fuese por el uso exclusivo del blanco y negro, puede que por las siluetas ligeramente lánguidas. Habrá que esperar a ver cuál será el próximo movimiento de la primera mujer al frente de Dior.

Alta-Costura-Dior

La irreverencia de Vetements

Desde que hace unos meses se anunciase que iban a ser una de las marcas invitadas a desfilar en París, el mundo de la moda se dividió entre aplausos y manos en la cabeza; algunos incluso hicieron ambos gestos al no saber muy bien cómo reaccionar. Lo que sí estaba claro es que no podía esperarse sino lo que han venido haciendo hasta ahora: ser irreverentes. Irreverentes porque siguen siendo los rebeldes del mundo de la moda, los que han dinamitado sus bases: véase la estética de la ropa, véase el precio de las prendas, véase el sentido del humor y la ironía que incomoda (Marta Hurtado de Mendoza lo resume a la perfección en este artículo, lectura obligatoria si queréis entender la marca). Vetements está dentro de ese grupo que quiere romper el calendario tradicional y, de hecho, han sido de los primeros en llevarlo a la realidad, porque lo que han presentado es su primavera-verano 2017, algo que el resto de la industria hará el próximo septiembre, mientras que sus colegas mostraban los diseños (de Costura) de otoño-invierno 2016.

Suzy Menkes decía que sería un espectáculo digno de ver. Otros han mirado con sorpresa cercana a la incredulidad el chándal de Juicy Coture, las maxi chaquetas, las mangas interminables, las ya sempiternas sudaderas, preguntándose cómo eso podía estar sucediendo en los sagrados salones y calles de París. Pero lo cierto es que la industria de la moda está inmersa en un cambio al que ni siquiera el dinosaurio (bien conservado, eso sí) de la Alta Costura puede resistirse.

Alta-Costura-Vetements

Así que, ante tal panorama, muchos pensarán que la Alta Costura ha perdido el norte, que ya no tiene sentido. Pero también puede que este sur sea muy necesario para poder continuar emocionando.

2 thoughts on “Alta Costura 2016: sobre despedidas e irreverencia

Deja un comentario

Top